Voluntariado por la lengua en la entidad

Qué

El Voluntariado por la lengua (VxL) es un programa gratuito para practicar el catalán a través de la conversación, presencial o en línea. El objetivo es que las entidades ofrezcan la mejora del nivel de catalán oral a su personal y ganen en calidad de servicio y arraigo con el entorno inmediato.

El VxL se desarrolla en diferentes ámbitos para atender las necesidades específicas de colectivos determinados: deporte (con entidades que gestionan equipamientos en los que los usuarios realizan una actividad física de forma periódica), diversidad funcional (con entidades que atienden a personas con una enfermedad o discapacidad mental leve), diversidad religiosa (con entidades de diferentes confesiones), mundo educativo y cultural (AMPA, centros de formación de adultos, colles castelleres o colles de gegants...) o justicia (con personas internas en centros penitenciarios).

Quién

El VxL en las entidades se dirige al personal o a los asociados de la organización. Se basa en la creación de parejas lingüísticas formadas por una persona voluntaria, que habla catalán fluidamente, y una de aprendiz, que tiene conocimientos básicos pero necesita practicar la lengua para coger fluidez.

Dependiendo del perfil de las personas de la entidad, el VxL puede aportar voluntarios o aprendices. También pueden establecerse dinámicas en grupo, como tertulias sobre temas libres o a partir de la lectura de algunos de los materiales de apoyo del VxL.

Cómo

El VxL en entidades se lleva a cabo en torno a la actividad de la entidad.

El CPNL, en colaboración con una persona referente de la entidad, se encarga de la gestión de las parejas lingüísticas (formación, seguimiento y apoyo) y también de poner en marcha y mantener la dinámica que se establezca con la entidad para la práctica del catalán.

El compromiso de las parejas lingüísticas es encontrarse una hora a la semana durante un mínimo de 10 encuentros. También tienen acceso a las actividades que el programa VxL organiza para practicar el catalán en entornos diferentes y un carné de descuentos en equipamientos culturales o lúdicos. Una vez han finalizado los encuentros, se les entrega un certificado de participación.